Saltar al contenido
FrikisdelaBici.com

Quién soy y por qué estoy aquí

Todo empezó gracias a mis amigos y compañeros de grupeta

¿De dónde salgo?

Soy Rubén, un sencillo aficionado al ciclista, como tú, al que le encanta la tecnología y de hecho se dedica a ello a nivel profesional. Me gano la vida gestionando equipos de desarrollo de software, aunque antes piqué millones de líneas de código en diferentes lenguajes de programación y para algunas grandes empresas de España.

Gran Fondo San Sebastián 2018

Me encanta la bici. Como a todo el mundo. Si bien es cierto que mi pasión desde el niño fue el fútbol, no fue ya hasta bien entrado en años que no me metí de lleno en el mundo de la bici. Primero, con la de MTB; después, arrastrado por el tipo de ciclismo que veía que me gustaba, me pasé a la carretera (también).

¿Cómo empecé con todo esto?

Como apasionado de la tecnología, siempre que he tenido un hobby he intentado aprovechar al máximo cualquier ayuda tecnológica que me sirviera para mejorar o simplemente para divertirme.

Sin embargo, tengo un problema enorme para esto de la bici: no tengo tiempo. El trabajo (sé cuando entro pero no cuando salgo), la familia, los amigos… me reducen el tiempo de bici a dos o tres horas entre semana y a la mañana del domingo. Y esto en el mejor de los casos.

Así que decidí empezar a estudiar cómo optimizar mi tiempo para que mis compañeros de grupeta no me sacaran los ojos todos los domingos. Después incluso para poder dar guerra y agitar el pelotón, que me encanta. Y empecé a comprarme un libro, a ver dos vídeos, a leer no sé qué artículos…

Además de esto, al ser considerado el friki de la grupeta, todos mis amigos me preguntaban sobre aquello del GPS Garmin, sobre cómo hacer no sé qué en Strava, que si el móvil no me sincroniza… y últimamente además sobre cómo lo hacía para entrenar con rodillo (que si el zwift, bkool, qué smart trainer usar…).

Repetía todos los domingos lo mismo

Mis compañeros de grupeta venían de manera repetitiva con las mismas dudas. Un buen día, en plan de coña, les amenacé con un «os lo voy a grabar en vídeo» para que no tuviera que repetir esto cada dos por tres.

Y dicho y hecho. Colgué algún vídeo, y algunas personas los encontraron y empezaron a llegar las visitas y las reclamaciones de más contenido.

Y aquí estamos. Los frikis de la bici

Y me di cuenta que todos los que me seguían en el canal eran, de alguna manera, unos frikis de los datos y de todo lo relacionado con la bici y la tecnología. Y cada vez somos más. Gracias a la bajada progresiva de los precios de los potenciómetros, los rodillos de transmisión directa, los GPS de alta gama… la gente necesita más y más.

Hay mucha información, pero muy técnica

Y a base de contar lo que he estudiado y sigo aprendiendo de manera autodidacta, en el lenguaje de los cuñados, pues parece que nos vamos entendiendo.

Así que, por aquí seguiremos siempre que os sirva de ayuda y a mí me anime a seguir avanzando en la democratización de la tecnología y el mundo del ciclismo

¡Esto no puede ser sólo de unos pocos!